ESTRATEGIAS DE CONTENCIÓN

Physical Security

Foto de Flickr por Ibbl​​​​​​

​ESTRATEGIAS DE CONTENCIÓN​
 

Más de 200 laboratorios en los Estados Unidos de América llevan a cabo investigaciones sobre patógenos peligrosos, tales como la bacteria del ántrax y el virus del Ébola. A éstos se les llama laboratorios de alta contención. En ocasiones, ocurren en ellos lapsos de seguridad.

Por ejemplo, en Mayo de 2015, el Departamento de Defensa de USA (DoD) descubrió que uno de sus laboratorios había envíado inadvertidamente bacterias vivas de ántrax a cerca de otros 200 laboratorios alrededor del mundo, a lo largo de 12 años.

Luego, a fines de 2016, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) descubrió que un laboratorio privado había envíado involuntariamente una forma potencialmente letal de ricina a uno de sus centros de entrenamiento en múltiples ocasiones desde el 2011. (Para un mayor trasfondo de Security Management sobre brechas a la seguridad de laboratorios, vea "Lax Lab Safety", de Noviembre de 2014)

Dados estos lapsos, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) examinó recientemente la supervisión de esos laboratorios. Bajo el sistema actual, los laboratorios de alta contención son regulados por el Programa Federal de Agentes Selectos, el cual fue establecido para regular el uso y traslado de agentes selectos en respuesta a las preocupaciones de seguridad que siguieron a los ataques bioterroristas de los 1990 y principios de los 2000.

Dos agencias comparten las responsabilidades de supervisión de este programa: la División de Agentes y Toxinas Selectos de los Centros para e Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y los Servicios de Agentes Selectos en la Agricultura dentro del Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas (APHIS).

Para medir este control, la GAO formuló cinco elementos clave para la supervisión efectiva de programas en los que eventos adversos de baja probabilidad (tales como un derrame tóxico) podrían tener efectos trascendentales.

Independencia. La organización conduciendo la supervisión debería ser estructuralmente distinta y separada de las entidades que observa.

Habilidad para realizar revisiones. La organización debería tener el acceso y el conocimiento de trabajo necesarios para auditar el cumplimiento de los requisitos.

Experticia técnica. La organización debería contar con suficiente personal con la pericia necesaria para realizar evaluaciones sólidas de seguridad contra delitos y accidentes.

Transparencia. La organización debería proveer acceso a información clave, cuando sea aplicable, a aquellos mayormente afectado por las operaciones.

Autoridad de imposición. La organización debería tener una autoridad clara y suficiente para requerirle a las entidades que alcancen el cumplimiento de los requisitos.

El informe de la GAO se concentró en dos preguntas. ¿Tiene el Programa de Agentes Selectos una supervisión efectiva, y guían sus documentos de planificación estratégica a sus esfuerzos de supervisión? ¿Qué formas de promover una supervisión efectiva han empleado otros países y sectores reguladores seleccionados (tales como el Reino Unido o Canadá)?

En primer lugar, la GAO manifestó que la supervisión del Programa de Agentes Selectos resulta a veces inadecuada. El programa no es siempre estructuralmente distinto y separado de los laboratorios que observa,  por lo que no cumple con el componente clave de independencia.

El programa también se quedó corto en el área de realizar revisiones, exhibió la GAO. No había garantías de que las revisiones del programa estaban apuntando a las actividades de más alto riesgo porque el programa no había evaluado qué actividades eran las que posaban un mayor riesgo. Además, el programa no cuenta con documentos compartidos de planificación estratégica, tales como un plan de trabajo en conjunto para guiar sus esfuerzos de supervisión colectiva.

En segundo lugar, el reporte determinó que el programa podría aprender de otros países cuando se habla de supervisión.

Por ejemplo, el cuerpo Ejecutivo de Seguridad y Salud del Reino Unido, que vigila a los laboratorios que trabajan con patógenos, es una agencia gubernamental independiente, separada de todos los laboratorios que supervisa.

Y cuando llega el momento de las revisiones, los reguladores de tanto el Reino Unido como Canadá emplean un enfoque basado en los riesgos, al evaluar laboratorios y luego apuntar a aquellos que conducen actividades de alto riesgo o tienen una historia documentada de problemas de desempeño.

En respuesta al informe, los Departamentos de Agricultura y de Servicios Humanos y Salud demarcarán las acciones que van a tomar para mejorar su supervisión.

The translation of this article is provided as a courtesy by Ari Yacianci. Security Management is not responsible for errors in translation. Readers can refer to the original English version h​​ere​.